Diseño, maquetación e ilustraciones para el libro Ojalá no hubiera números, de Esteban Serrano Marugán. Editado por Nivola en junio de 2002. Es una fábula matemática sobre los peligros de las plegarias atendidas. Arturito Comelibros grita un día ¡Ojalá no hubiera números! y los habitantes del Mundo de las Matemáticas los roban todos del nuestro, con el consiguiente desbarajuste planetario. Por cierto, en su web figura otro ilustrador, pero esto es un pequeño agravio que espero resolver pronto...