Antonia se presentó a un concurso para jóvenes diseñadores de moda y me encargó estas ilustraciones para mostrar sus vestidos. Qué habrá sido de ella... ¿ganaría?